• Samuel Arjona

Lágrimas Secas

A veces un recuerdo puede hacer que pese el aire,

al respirarlo siento que ya nada es como antes,

incluso arde, muda la luz en cenizas que sofocan torpemente

unas lágrimas secas.

El silencio trae su voz, no hay suceso que la apague,

al perseguir su canto un muro me detiene,

dique temporal, pared que oculta y niega, inmutable y tatuada

de lágrimas secas.

Lloro, como lloran los valientes

que se entregan a la vida y

se enfrentan a la herida.

Lloro, como lloran los pacientes

que se abrazan sin urgencia y

que encaran la mentira.

Lloro por un alma que no volverá a sonreír,

lloro por un alma que no volverá.

Se termino su lance, dibujó mil y un paisajes,

bajo lluvia de anhelos provocó algún te quiero.

Sigo viaje, a la última estación, otoño perenne,

caen lágrimas secas.

Lloro, como lloran los valientes

que se entregan a la vida y

se enfrentan a la herida.

Lloro, como lloran los pacientes

que se abrazan sin urgencia y

que encaran la mentira.

Lloro por un alma que no volverá a sonreír,

lloro por un alma que no volverá

transformada ya en lágrimas secas.

Disponible en Plataformas Digitales.

45 vistas