• Caterina de Algodón

KIT PARA PRINCIPIANTES

Actualizado: 22 de nov de 2019


Nunca has tenido un gatito o perrito, pero ¿llegó a la puerta de tu casa?...

¿Te encontraste algún minino debajo de un coche? O simplemente adoptaste uno.

Lo más posible es que acabas de encontrar tu nueva obsesión en la vida.

Basado en mi experiencia, estas son algunas recomendaciones a seguir.

Sé que estás pensando ¡¿qué voy a hacer?! ¡No puedo tenerlo! pero a la vez tu corazón de pollo y tu consciencia te dicen que ese peludo necesita tu ayuda ya!

Primero lo primero, antes que nada hay que llevarlo a revisar por los expertos… Existen veterinarias 24 horas así que la hora no es pretexto. La importancia del primer chequeo es para corroborar que no tenga ninguna enfermedad contagiosa para otros animalitos, si es que tienes algún peludo en casa. También descartar pulgas, garrapatas y otros asquerosos bichos que pueden invadir tu limpio y pulcro santuario de descanso.

La primera pregunta que surge cuando se rescata un gatito, ¿es hembra o macho? Los dos van al baño sentaditos así que es probable que si no reconoces sus genitales a simple vista (los cuales son pequeños, peludos y difíciles de identificar) puedes pensar que tienes dos lindas princesas en lugar de 2 gatitos vagos y mordelones. Been there, done that.

Estas son mis recomendaciones ya sea que lo adoptes o le des hogar temporal para darlo en adopción:

-¡BÁSICO! Si tienes otras mascotas en casa, debes aislar al recién llegado en algún cuarto o baño dónde pueda estar solo, por experiencia propia, más vale prevenir que lamentar algún contagio ya sea de parásitos internos y/o externos o algún virus como Moquillo (perros), Parvovirus (perros), Panleucopenia (gatos), Leucemia (gatos), etc.

-Si tu gato está del tamaño de la palma de tu mano con ojitos azules y vidriositos es muy probable que no tenga más de 3-4 semanas, si parece ratita no tiene ni 15 días. Aún es muy bebé y seguramente no ha sido destetado o su mamá lo rechazó, así que debes colocar botellas de agua caliente envueltas en cobijas ASAP, ya que el principal peligro para los gatitos es el frío.

Corre a comprar mamilas/biberones especiales para gatito (puedes encontrarlos en tiendas de mascotas y veterinarias) y fórmula especial (siguiente punto).

-Fórmula especial. La leche de vaca NO puedes usarla. La realidad es que los gatos son intolerantes a la lactosa y les produce dolor de estómago, gases y diarrea. Sí, todos vimos que los Aristogatos la disfrutaban, así como yo disfruto mi chocolate caliente aunque me muera de colitis.

-Si tu nuevo gatito ya come alimento sólido o es adulto, existe una gran variedad de croquetas especiales de diferentes marcas para cada tipo de gato, raza, pelaje o edad. Si estás en apuros, compra Cat Chow o Whiskas, el Oxxo no falla.

-Arenero. Tu gato podrá ser muy pequeño al principio pero te recomiendo que compres el arenero más grande que encuentres. Comprar uno pequeño solo será un gasto doble, cuando crezcan lo más probable es que no quepan en el chiquito y deje de gustarle, lo que ocasionará que encuentres sorpresitas apestosas en el piso o peor, en tu cama (ojalá alguien me lo hubiera dicho a mí). Busca en GATIFICACIÓN: Arenero con las 3 b’s. Si es temporal puedes usar una bandeja o una caja de cartón, la arena aglutinante no es opcional.

-Arena aglutinante y pala. En el mercado hay muchos tipos de arena, pero si tu gato vive adentro de tu casa, lo que menos quieres es que su caja aromatice tu hogar. Existen desde las muy económicas del supermercado (no aglutinan muy bien que digamos, ni absorben olores) hasta especiales para gatos de raza hechas de cristalitos de sílice que sólo le harán un agujero a tu bolsillo. Yo siempre recomiendo Scoop Away, la mejor versión es la de 19 kg que solo venden en Costco ($299 dependiendo el dólar, la tienda online es más cara) por su valor calidad-precio-rendimiento. De hecho es la razón de existir de mi membresía anual; junto con las galletas, los chocolates, la mermelada, la fruta orgánica y todos los demás placeres que puedes encontrar en ese lugar, a veces creo que Disney no es el lugar más feliz de la Tierra.

-Rascador. Si quieres prevenir que tu gato afile sus uñas en tus preciados muebles, esto es imprescindible… Puede ser desde una caja de cartón o alfombra, hasta un tapete de entrada o una tabla o cualquier objeto forrado con mecate.

EXTRAS

-Dos que tres juguetitos. Los favoritos de los más pequeños son las pelotitas o los que tienen plumas, si es un poco mayor alguno con catnip o un láser (de esos que reflejan un puntito rojo). Uno de mis favoritos es el Turbo… Un círculo con una pelota que gira alrededor de otro círculo de cartón corrugado. A todos les gusta y a la vez sirve para rascar sus uñitas.

-Un kennel/caja transportadora. Aunque al principio tu gato sea muy manipulable, tienden a volverse un poco territoriales y no querer salir a ningún lado. Si lo acostumbras desde pequeño a la caja, será mucho más fácil para ti llevarlo al veterinario sin necesidad de ayuda y sin terminar con rasguños por todo el cuerpo (en el súper están a excelente precio).

-Platitos. Uno para el agua y otro para la comida, tal vez uno de repuesto por si alguno está sucio.

-Peine/cepillo. Acostúmbrate a cepillarlo desde un chiquito o te verás en problemas después. Es más pesado para ti que para el gatito pero así no verás pelos volar por todos lados, sobre todo si es de pelo largo. A mí me gustan de este tipo, me funcionan para cualquier tipo de pelo.

- No comprar cama. Aunque hay muchas muy lindas, pachoncitas, suavecitas y calientitas, en realidad duermen donde mejor se les acomoda: el sillón de la sala, las sillas del comedor, el marco de la ventana, tu propia cama o peor, tu almohada.

-Castillo/Árbol. Sí, me refiero a esas cosas espantosas con escaleritas y plataformas forradas de mecate y alfombra que serán el accesorio más feo en la decoración de tu casa. Juré nunca tener uno, ahora tengo en cada espacio de la casa... Los aman, son su refugio, su espacio para afilar sus garritas sin regaño alguno, su lugar de juegos y su cama favorita, si tienes suerte. A Pancho le encanta uno muy parecido a este.