Métodos para pagar en Internet

Si todavía tienes dudas sobre los métodos de pago al comprar en línea, hoy te vamos a dar una guía completa para ayudarte a pagar en Internet sin problemas.

Comprar en línea es una tendencia que sigue creciendo, pues gracias a la variedad, disponibilidad y accesibilidad de Internet, cada vez es más fácil adquirir productos y servicios a distancia.

Actualmente existen varios métodos de pago que se ajustan a tus necesidades y estilo de vida, para mayor seguridad y comodidad. La diversidad es tan amplia, que ya no requieres forzosamente de una tarjeta para realizar tus compras.

Hoy te vamos a contar sobre los diferentes métodos de pago que existen en línea, para que los conozcas y empieces a usarlos en tus próximas compras.

 

Métodos para pagar en Internet

 

Tarjeta de crédito o débito: Es el método más usual, ya que casi todos cuentan con tarjetas bancarias para el uso cotidiano. ¿Cómo funciona? El pago se materializa a través de un proceso llamado pasarela de pago (TPV). Todo empieza cuando generas un pedido en una tienda y te solicitan los datos de tu tarjeta; la pasarela de pago envía tu información al banco emisor, el cual acepta o rechaza el pago; finalmente, la información regresa a la tienda online, quien te comunica si la transacción pudo realizarse o no. El proceso siempre es el mismo, la única diferencia entre la tarjeta de crédito o débito, es que con la primera no requieres de fondos inmediatos, mientras que con la de débito el cobro se descuenta al momento mismo de la compra.

Monederos electrónicos: Funcionan como mediadores entre el comprador y el vendedor; los más comunes son PayPal y Mercado Pago. Con este método el vendedor nunca conoce los datos personales del comprador ni su información bancaria, y sólo recibe un aviso de abono por la cantidad correspondiente a la compra. Para utilizar este método debes crear una cuenta en el sistema de tu preferencia, y abonar dinero a través de una cuenta o tarjeta bancaria. Al momento de comprar, sólo debes ingresar tu usuario y contraseña para disponer de tu saldo.

Transferencia bancaria: En este caso, la tienda te brinda una cuenta en la que debes depositar tu pago, y una vez que se haya confirmado se gestiona tu pedido. El método de transferencia más común es el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), que permite el flujo de dinero entre cuentas de diferentes bancos. Para utilizar este método es necesario que solicites a tu banco que activen tu servicio de Banca en línea. Tu pago pasa de manera inmediata.

Pago contra entrega: Si prefieres el pago en efectivo o simplemente no tienes una cuenta de banco, el pago contra entrega puede ser la opción para ti. Siempre y cuando la tienda ofrezca este método, puedes realizar tu pedido completo y solicitar que el pago se realice en efectivo en el momento en que recibes tu compra. Ya sea que lo recibas en tu casa o lo recojas en algún establecimiento, muchas tiendas brindan esta opción.

Tarjeta de prepago: Las tarjetas prepagadas ofrecen los mismos beneficios que una tarjeta de débito, pero sin la necesidad de abrir una cuenta financiera. Las tarjetas de prepago te permiten disponer de una cantidad limitada de dinero, y pueden ser recargables o no. Al no estar vinculada a una cuenta bancaria, esta tarjeta te permite controlar tus gastos y proteger tu identidad al máximo.

Tiendas de conveniencia: Otro método que se está haciendo muy común, es el pago a través de tiendas de conveniencia. Con esta opción puedes realizar tu pedido completo, y se te brinda un número de referencia con el que puedes ir a pagar en efectivo a alguna tienda como Oxxo, 7-Eleven y hasta algunas farmacias. Una vez que haces tu pago, debes enviar tu comprobante al vendedor para confirmar tu compra. Recuerda que la confirmación puede demorar un par de días y que las tiendas de conveniencia cobran comisiones por el servicio.

 

¿Lo ves? Hay muchas posibilidades, por lo que comprar y pagar en Internet es cada vez más sencillo. Ahora que lo sabes, escoge el método que más te convenga y comienza a disfrutar las ventajas de comprar online.