Es seguro comprar en Internet


El mundo del Internet está revolucionando la manera en que hacemos las cosas de todos los días. Podemos informarnos en tiempo real sobre lo que ocurre en cualquier parte del mundo, socializamos a través de una pantalla y hasta hacemos nuestras compras por Internet.


Sin embargo, mucha gente aún tiene muchas dudas sobre la seguridad de las transacciones en línea, aunque éstas han demostrado ser tan confiables como las transacciones en tiendas físicas. De hecho, muchas tiendas que conoces físicamente ya están online, y son igual de formales y confiables.


Si te sigues preguntando si es seguro comprar en Internet, la respuesta es sí y por varias razones:


1) Las transacciones en línea están reguladas por instituciones bancarias, y recordemos que son ellas quienes menos quieren perder dinero. Por eso los bancos han diseñado filtros de seguridad y métodos de encriptación para que cada transacción sea completamente segura. Las transacciones son monitoreadas 24/7 por estas instituciones para asegurar su legitimidad.


2) Tú controlas cuánta información quieres brindar al momento de tu compra. Si no tienes una tarjeta bancaria o simplemente no quieres usarla, puedes echar mano de un monedero electrónico, el que el vendedor nunca conocerá tus datos personales pero sí podrá recibir el pago sin problema.


3) En Internet puedes encontrar información de primera mano antes de hacer tu compra. Miles de usuarios califican, comentan y reseñan tiendas en línea todos los días, y puedes leer sus experiencias antes de cerrar una compra. De hecho, es muy recomendable que lo hagas, de esta manera puedes saber si el vendedor es confiable y si el producto o servicio que quieres es lo que esperas.


4) Si llegas a tener alguna dificultad con tu compra o el envío, todas las tiendas en línea tienen un equipo de Servicio al Cliente para resolver los problemas. Puedes encontrarlo normalmente al pie de página, y te atenderán en tiempo real. También te ayudarán si necesitas hacer una devolución, pero asegúrate de cumplir con las reglas de la tienda. Así como cualquier otro establecimiento, los negocios en línea determinan las condiciones en las que puedes devolver una compra.


5) Existe una policía cibernética que todos los días revisa las tiendas en línea para asegurar que se tratan de negocios legítimos, y que cumplen con las normas establecidas para el comercio justo. Además, atienden quejas y denuncias de los compradores en línea, así que si tienes algún problema mayor puedes dirigirte a las autoridades:


a) En la CDMX: con la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de la Ciudad de México, en el teléfono 5242-5100 ext. 5086, o en el correo policia.cibernetica@ssp.df.gob.mx. O a través de Twitter como @UCS_CDMX.


b) En otros estados: con la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad al teléfono 088, en el correo ceac@cns.gob.mx, o en la cuenta de Twitter @CEAC_CNS


c) Profeco: también puedes denunciar en la Procuraduría Federal del Consumidor, que protege tus derechos a través de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), en el teléfono 01 (800) 468 8722 desde cualquier parte del país.


Como puedes ver, es seguro comprar en Internet, pero además tiene muchos beneficios, como que puedes comprar a cualquier hora, aprovechar cientos de ofertas exclusivas, y que las tiendas se encargan de gestionar todo para que tu única preocupación sea disfrutar de tu compra.


Nunca es tarde para comenzar a comprar en línea. Inténtalo, verás que te enamoras.