• ADHO

¿Queremos que ADHO sea una asociación importante? (Juan José Lacasta)

 

 

La Asociación DHO no es muy importante. Aún no lo es. Pero es importante que hagamos que lo sea.

 

Una asociación que se dedica a estimular el aprendizaje y los vínculos entre los profesionales que lideran cambios o que ayudan a liderar cambios tiene mucho recorrido y futuro. Porque su impacto en el mundo, en las organizaciones y en las personas puede ser verdaderamente significativo y las personas, las organizaciones y el mundo, ahora más que nunca, lo necesitan

Las claves de éxito para gobernar o acompañar el gobierno de los procesos de cambio las tiene la comunidad del DO. La experiencia nos viene demostrando que la mirada de los profesionales y los consultores del DO, su manera de intervenir en dichos procesos, añade en el aprendizaje de las organizaciones y las personas un valor incalculable, por su enorme impacto y también, por qué no decirlo, porque es imposible de calcular.

 

Es un conocimiento, una destreza, un oficio nunca completo, pero poderoso y necesario. Es un conocimiento, una destreza y un oficio que no debe debilitarse ni disgregarse. Para crecer, para fortalecerse es necesario compartir, dialogar, debatir, copiar, enseñar, crear, intuir, sentir, descubrir juntas y juntos.

 

Para eso se creó la Asociación para el Desarrollo Humano y Organizacional, para aprender juntas y juntos, de nosotros mismos y de la academia y de la experiencia del entorno y para contribuir al crecimiento individual y colectivo.

 

En 2019 tenemos en marcha proyectos interesantísimos: Apoyo al Máster de Consultoría de la Universidad de Valladolid; acciones de aprendizaje de competencias de consultoría, por ejemplo pasando por una ITV o aprendiendo a usar el teatro como una herramienta de consultoría; desarrollando una caja de herramientas; desarrollando alianzas con personas u organizaciones; o incrementando la comunicación en las redes sociales.

 

Pero la Asociación no es importante aún. En su modestia, necesita ser más y más fuerte, aunque sea poco a poco. Y lo irá siendo cuando los profesionales asociados se vayan apropiando de la asociación como un espacio de participación, de convivencia, de intercambio y de disfrute por respirar inteligencia colectiva y apoyo mutuo.

 

Pido a los socios y a aquellas personas que no lo son que se animen a participar en las actividades programadas aportando su entusiasmo y su sabiduría. Las personas socias de ADHO sí que son importantes.

 

Juan José Lacasta

Presidente ADHO

39 vistas